Una cesta de… champiñones?

Veréis esta es una historia un tanto… como decirlo… especial? Rocambolesca? Inusual? Diferente? Rara?… bueno… no sé… digamos que es una historia… que esta tarta, tiene historia.

Hace algún tiempo hicimos la tarta costurero… y fue un exitazo… incluso la eligieron entre las tops en uno de los portales internacionales de repostería creativa más importantes… después nos la pidieron como curso (y si… en septiembre lo haremos… dadnos tiempo de colgar las nuevas fechas, jejeje…) y al final… nos pidieron algo parecido, en mimbre,… algo así como… una cesta…

CistellBoletus_006

Y tú piensas… una cesta?… y te dicen… -“si!!! Porque a mi madre le encanta ir a buscar setas… o también podría ser una cesta de limones… porque le encantan los limones… pero mejor una cesta de setas”-.

Entonces, una vez decidido el tema… “cesta de setas”… la hija de la cumpleañera y tú, decidís que… si la cesta va a ser marrón encima de un césped verde… y cómo es verano y el pastel está quedando un poco otoñal… pues que las “setas” que vamos a poner serán “champiñones”!!!… Eso sí… unos champiñones “preciosisisisisisiiiiisimos”, jejeje…

CistellBoletus_005

Y cuando tienes la cesta montada, con todo su mimbre trenzado, las hojitas preparadas y el primer champiñón listo para montar va tu compi de fatigas, alias “la socia” y te dice… -“y eso que es?”-…  y tú la miras con cara de… pos-no-ta-claro!… y le contestas… -“un champiñón”-… y coges un trozo más de fondant blanco mientras piensas… a por el segundo!!!

Pero la que en aquel momento consideras la persona más plasta del mundo vuelve al ataque… -“y para qué es?”- … y tu vuelves con tu cara de pos-no-ta-claro!… y le contestas… -“para la cesta de setas”-…  y ella, la que consideras la persona más cansina del mundo, responde… -“setas?… setas?… es que no sabes que es una cesta de SE-TAS… vamos, una cesta para una persona que le gusta ir a buscar SE-TAS… ya sabes… al bosque… y no sabes, lista que los champiñones son de cultivo?”…

CistellBoletus_007

Y tú te quedas con cara de pos-no-lo-sabía!!! Y pones mueca de lista-seras-tu!!! Y piensas… y ahora qué hago?  Y claro… no queda otra… llamar a la hija de la cumpleañera y acordar cambiar los “champiñones de cultivo” por “robellones silvestres”.

Eso si… acompañados del libro favorito de la cumpleañera… por si se cansa mientras sale al bosque a buscar setas… con la fácil que sería no cansarse si fuera a por “champiñones de cultivo”, no?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s